Por qué impermeabilizar

Actualizado: mar 14

El uso del impermeabilizante es de vital importancia para evitar el deterioro en cualquier obra y es importante para alargar la vida útil de los inmuebles. El fin de aplicar un impermeabilizante es eliminar la humedad contenida en el interior de los inmuebles, así como eliminar filtraciones, goteras y reducir el calor. Impermeabilizar ayuda a eliminar manchas y moho, además de lograr un ahorro de energía al disminuir la temperatura de las losas y techos. Los techos de concreto son mucho más resistentes que cualquier otro tipo de estructura, pero si no cuentan con una correcta impermeabilización, la humedad y las lluvias, podrían dañar considerablemente tu hogar. Por esta razón, es importante que conozcas el procedimiento correcto para impermeabilizar un techo. HERRAMIENTAS:

-Escoba

-Espátula

-Rodillo

-Brocha


MATERIALES:

-Cemento plástico

-Agua

-Detergente

-Sellador acrílico

-Impermeabilizante acrílico


PASO 1

Limpia todo el techo. Es importante que esté completamente limpio; ya que el impermeabilizante necesita una superficie limpia a la cual adherirse. Para esto, restriega la superficie con ayuda de una escoba, agua y detergente. Enjuaga las veces que sea necesario y deja secar completamente la superficie.


PASO 2

Repara todas las grietas existentes. Con la ayuda de la espátula retira todo el concreto descascarado y aplica una capa de cemento plástico. De esta manera el impermeabilizante conseguirá una buena adhesión.


PASO 3

Coloca una capa uniforme de sellador acrílico con ayuda de la brocha. Su función es adherir el impermeabilizante con la superficie. No apliques el sellador en caso se hayan pronosticado lluvias. Deja secar por 12 horas y recuerda no dejar pasar más de 24 horas, así evitarás que el sellador se contamine.


PASO 4

Con ayuda del rodillo pasa el impermeabilizante acrílico sin ejercer demasiada presión por todo el techo, con la finalidad que quede uniforme en toda la superficie. Una vez seca la primera capa, aplica una segunda capa siguiendo el mismo consejo. No dejes de lado los puntos débiles, como las grietas, desagües e instalaciones telefónicas o de televisión. Finalmente, con ayuda de la brocha, refuerza los contornos con una capa de impermeabilizante más.









#Impermeabilizante #Revestimientos #Mantenimiento

12 vistas